EL MISTERIOSO CASO DE LA PAPAYA CON COVID-19

12/05/2020
5 Views
Spread the love

O de cómo un presidente africano desenmascara a la Org. Mundial Mata Sanos S.A.

Por Diego Velasco Andrade

Palabras clave: Tanzania/ Presidente honesto / Pruebas costosas/ Corrupción/ Código Illuminati #19/ Engaño perverso / Vacuna chip / Reseteo monetario / Pandemia económica social/ Privatización

PRETEXTO

El lector aún puede ver en medios alternativos y hacerlo pronto, antes de que los terminen de eliminar por incómodo, el sermón y puesta en ridículo que el Presidente de Tanzania John Magufuli, propinó la semana pasada a las transnacionales farmacéuticas vinculadas a la Organización Mata Sanos S. A., durante una alocución serena pero segura, cargada de pensamientos positivos, mucha energía y sobretodo alerta  roja para su pueblo, que muy pronto podría terminar de “conejillo de indias” para las tan esperadas “vacunas” que sugieren aplicar los fans del iluminado: Guillermo Puertas alias Vil Geyts.

En efecto, un sabio Presidente tan poco común en un país africano, que parecer saberlas todas en especial de pandemoniums  farmacéuticos,que de tiempo en tiempo se ofrecen a los Jefes de Gobierno con sus respectivas comisiones, decidió junto con su suspicaz equipo asesor de salud pública y por su propia cuenta -en tanto experto en Ciencias Químicas-  enviar insólitas muestras a los laboratorios que ofrecen resultados de contagios por aquel temible operativo bioterrorista,codificado con numerología 19.

Y fue así, nombrando con perfiles falsos a una papaya nativa, a una cabra de monte y a un ave exótica africana, que tomaron sus muestras biológicas, las codificaron con género, número, nombres y edades supuestas y las enviaron a los sofisticados laboratorios vinculados a la santa organización, los que después de rigurosos análisis, sentenciaron que habían detectado la presencia del temible virus en los tres supuestos sujetos, además de una cifra considerable de otros “tanzanienses”, que deberían ser urgentemente aislados y confinados, por el bien de toda la sociedad.

Por ello, el Presidente Magufuli decidió romper fuegos y denunciar a estos farsantes transnacionales, que lucran con el dolor y el terror de los más crédulos, pero también con los bolsillos vacíos de los pueblos inmovilizados en espera de una Nueva Orden Mundial, mientras siguen repartiendo jugosas comisiones a los gobernantes por la compra de test inocuos, pago de expertos en los virus más virulentos, insumos sanitarios bizarros y venenosos fungicidas terrestres y aéreos; hasta por la compra de escafandras y trajes de astronauta que bien podrían protegernos de cualquier nueva acción bioterrorista, pero jamás  podrían ocultarnos de nuestros numerosos acreedores.   

CONTEXTO

Quedaron entonces develadas con esta acción valiente del Presidente de Tanzania, las reales intenciones de tal organización humanitaria para la supuesta cura de un mal que ellos mismos desataron y de los que luego nos ofrecerán remedios en gotas, vacunas o hasta en pomadas. Quedaron así demostradas sus alianzas con todos los gobiernos corruptos e ineptos de cada país, convertidos ahora en piadosos samaritanos del bien común; de su colusión con los medios de incomunicación social, quienes no han cesado de ofrecernos estadísticas incoherentes, azuzando el terror en quienes les conceden credibilidad; levantando testimonios de muertos, contagiados y hasta de resucitados por obedientes con las normas impuestas de un confinamiento planificado “por nuestro propio bien”.

Por ello, el mismísimo Donald Trump y otros rubios admiradores de su estilo a(g)rio autoritario, empezaron a lanzar fuegos contra las políticas perversas de la OMS, vil representante de las transnacionales farmacéuticas Illuminatis, dudando del origen, veracidad y motivación real de este operativo bioterrorista y de sus protocolos equivocados de tratamiento médico que solo han logrado incrementar el número de víctimas de males respiratorios y otros endémicos , con el fin de levantar el avispero en los Sistemas de Salud Pública con sus confusas y aleatorias estadísticas, inútiles para discriminar la mortalidad natural en cada país.

¿Es que todo este episodio perverso, va a desembocar en un nuevo sistema de control policial y militar mundial, para mantener a la gente obediente y aterrada en sus casas? ¿Hasta cuándo? ¿Aportar a generar un apagón económico y laboral con la consiguiente desmovilización social? ¿Ocasionar la quiebra de los medianos y pequeños emprendimientos, todo a aquello para maquillar la crisis irresoluble del modelo capitalista financiero, basado en la explotación incesante de recursos naturales y energías no renovables?

SUBTEXTO

Mientras aquel bichito, supuestamente revolotea impune por los aires, pisos, paredes, techos, brazos y piernas de hombres y mujeres de ciudades y campos e incluso de flores, animales y frutos de todos los países y continentes,  nuevos sobreprecios en los insumos para combatir esta emergencia develan la patética corrupción de los gobiernos convertidos en apenas un semestre: de bandoleros fascistas a super-héroes enmascarados, siemprelucrando de esta tragedia planificada por otros desde muy arriba, mas como nunca hoy dispuestos a seguir incrementando nuestra deuda e(x)terna con dinero y coimas frescas para financiar su próxima campaña electoral.

En fin, nunca antes la privatización de servicios estuvo tan bien justificada para los sectores de Salud, Educación, Seguridad Social, Movilidad Urbana y Nacional y, quizás un día, hasta para vender el aire y el agua “no contaminados”, que más temprano que tarde, nos veremos obligados a comprar. 

CONTINUARÁ

Leave A Comment