DOS TITANTES Y UN PEPINO, MINTIENDO EN UN RINCÓN (DE LA CNN)

04/05/2020
293 Views
Spread the love

Diego Velasco Andrade

Resumen:

Ha causado gran conmoción en las redes sociales, el duelo de titanes, cometido en pleno encierro para cerrar con broche de oro el mes de abril. Un letal duelo entre el Secretario General de la Presidencia del Ecuador: el Manolete y matador con aires de hacienda Juan Sebastián Roldán, a quien de hoy en adelante identificaremos como Pepino, con algún periodista Del Rincón. El segundo, de porte charro, con sombrero, botas de espuelas y muchas lentejuelas; antes un total desconocido, hoy ya un “comunicador” de legendarios “reality shows”, de quién no sabemos todavía, quién estará por detrás…

Palabras clave:

Titanes en TV/ CNN / Del Rincón/ Pepino/ “Infodemia” perversa / Datos falsos

***

Recuerdo que cuando adolescente, -hace ya hace algunas décadas atrás-, me solazaba esperando cada domingo, el estelar televisivo del programa argentino TITANES EN EL RING. Lleno de peripecias de “cachascán” y chuscos personajes entre reales y ficticios, destacaban entre ellos el inefable ídolo de las “cuarentenas” y triunfador consuetudinario: el armenio Martín Karadajián. Entre los malos de la película se hallaba la temible Momia, que castigaba a los buenos y no asustaba ni a los malos y, de entre ellos sobresalía un simpático payasito llamado Pepino, siempre metido en peleas ajenas, con traje de joker y peluca colorina; nariz de botón y “luengos” zapatos rojos; fiel  defensor de la farsa farándula, que puntual se desataba cada domingo en mi TV.

Pues bien, algunos de esos felices momentos vinieron hoy a mi memoria, cuando miré con prisa y  en “reprisas” infinitas, el belicoso duelo entre el Pepino Roldán, el metiche payasito aquel con el inédito Pancho Villa de la comunicación, todo él pistolero y paladín de la justicia: un perio-listo Del Rincón… E inicia el duelo con los dos fungiendo una “distancia virtual”; cada cual presuntuoso en una esquina digital, salen a recriminarse mutuamente a quién representa cada cual. El uno señala expresamente al Presidente de la República del Ecuador: el Excel-lentísimo Lenin Moreno Garcés, quien lo ha mandado expresamente como su representante, con papelotes y dibujitos hechos con grandes marcadores de colores.

En  el otro rincón y con aires de Abdón Camaleón, auto convertido en la voz de los desgraciados ecuatori-anos y ecuatori-anas, tan fastidiado de que los muertos y heridos por un tal bichito sin corona, lo acosen día y noche con mails y mensajes desde ultratumba.

Bien asesorado el Del Rincón, de seguro por las huestes correístas, cuyo Comité Central de padres y madres de familia, se halla por casualidad refugiado en cuarentena mexicana, al amparo del maestro masón Andrés López Obrador; exhibiendo todo él orondo imágenes falsas que fueron tomadas de algún cementerio en Italia, que inundaron los canales de toda América y el mundo, con tétricos cadáveres tirados dizque en las calles de Guayaquil: aquella ciudad tropical con dengue, paludismo y chikunguya, que algunos oligarcas quisieron mostrar como el “modelo exitoso” de un oligarca pernicioso.

En medio del fragor de la batalla, nadie reparó sobre la validez de aquellos datos sin texto, ni pretexto o inter-texto, peor aún en  el contexto de una crisis sanitaria, humanitaria y funeraria, desatada en esa populosa ciudad llena de pobres y migrantes, contaminada por un recurrente, fracasado y corrupto Sistema de Salud Pública o, en que el mismísimo Del Rincón estuviese azuzado por las mismas huestes verde-flex, interesadas en aniquilar la imagen del Ecuador, todo por poner a salvo aquella endémica imagen virulenta de su propio líder:  Rafael Correa Delgado, quien posicionó con fraude en la Presidencia del Ecuador al tímido titán, siempre huidizo al ring de la CNN.  

 Y así, aquel héroe Del Rincón, puesto en escena cada noche por la defensa de todos los pobres y desvalidos del mundo, en especial por nosotros los ecuatorianos llegados de tumbo a tumbo al pandemónium, – y aquello mucho antes de ningún bichito-, gesticulando a diestra y siniestra, demostrando su hombría de TV, reclamando que lo dejen batirse a verbo limpio con nuestro “inmóvil” presidente, propinó una reverenda paliza al asustado Pepino. Habrá que ver quién sugirió para esta pelea, usar como “cuchimbolo” al taurópata o, si el mismo se lanzó de kamikaze sobre terrenos fangosos o, talvez fue mandado expresamente a esta pérfida misión por la fachosa María Jaula Romo. Lo cierto es que toda su cuerpo técnico compuesto por Grandas, Ocles, Rayos, centellas y Michelenas, todos incluso pasando por encima de un vicepresidente con aroma a Nebot, se han mostrado incapaces de poder combatir ni siquiera una influenza atípica, peor aún una pretendida “pandemia” de millones o, en todo caso al espantajo bioterrorista desatado por los perversos capitalistas del Nuevo Orden Mundial, del cual ellos parecerían ser los cómplices, en el capítulo Ecuador.    

***

No habrá que olvidar nunca, que las cifras de muertos y contagiados, que esgrimió el charro del rincón, ante su asustado pepinillo de ocasión, fueron igualmente asquerosamente falsas. Confundió a propósito el número de muertos que en datos oficiales, no llegaban aún a 1000 hasta la fecha -aún con toda la gravedad sanitaria, humanitaria y funeraria cometida en Guayaquil- con la cifra de “16.000 fallecidos solo en Guayaquil” durante dos meses (¿por Covid?), es decir sin poder discriminar siquiera, ni aún con datos “pepinescos”, aquellos que viniendo de la desprestigiada OMS, aparecen cada día y se actualizan varias veces al día en Wikipedia, datos que cualquier profano en el mundo puede consultar.

CONCLUSIÓN

Ya decía mi abuelo Pepito: “ningún comedido sale con la bendición de Dios” y esto les calzaría muy bien de estos titanes “a ambos dos”. Mientras tanto, el otro, el propio, el tercero en discordia, el Titán Presidente que aún no sabemos porqué debería ser el coteja y contendiente de un tal perio-listo Del Rincón, observa el KO en pantalla gigante, con mascarilla y guantes de seda; oculto de cualquier virus desde su cómodo encierro; respetando eso sí como el que más, el lema que hasta esta “sesentena”, a casi la mayoría de ecuatorianos ya nos está pareciendo eterno:

Por el ¡GOBIERNO DE ROBOS, TODA UNA VIDA!

¡TOMA TU “DISTANCIA ECONÓMICA Y SOCIAL” Y

POCO A POCO, QUÉDATE EN PASA!

Continuará…

Leave A Comment