MORENO Y LOS BANCOS JUEGAN A LA CARIDAD

12/04/2020
1.647 Views
Spread the love

Por Atawallpa Oviedo Freire

Con bombos y platillos los dadivosos y caritativos bancos decían que DONABAN alrededor de unos 30 millones de dólares para “Salvar Vidas”. Casi todos aplaudían y vitoreaban semejante desprendimiento de los solidarios banqueros. Algo, que para ellos es solo «una canita al aire», luego de haber ganado el año pasado 600 millones de dólares, es decir, su solidaridad era apenas del 5%. En otras palabras, de la riqueza que tiene el Ecuador, y entre todos los negocios y negociados que hacen los empresarios, los mayores beneficiados fueron ellos, y de lo cual se desprendían generosamente solo el 5%. Seguramente, trabajan más y mejor que los otros empresarios para ganar tanto. Por cierto, cómo es posible que los bancos ganen tanto con solo administrar los fondos de los depositantes. Esto es usura legalizada o qué? Y los otros empresarios porqué no ganan tanto, especialmente, los medianos y pequeños en igual porcentaje. Bueno, allá entre blancos, perdón, allá entre bancos quería decir.

Pero, al parecer la figura de DO-NA-CION era solo un pago anticipado que deberán realizar más adelante. Dice la RAE donación es la “Cosa que se da a una persona de forma voluntaria y sin esperar premio ni recompensa alguna, especialmente cuando se trata de algo de valor.” Pero, ahora resulta que, en la viveza criolla de los blancos, perdón, de los bancos, la recompensa se les cayó cuando se descubrió que era un “crédito tributario” anticipado.

Y, claro, han salido a decir que no la aceptarán pues lo hicieron desinteresadamente. Lo cierto, es que los banqueros Lasso y Egas se demoraron 24 horas para decir que no lo aceptarían. Será verdad? Si fueran honestos, pedirían que se investigue quién ha hecho lobby o, quién quiere congraciarse con ellos para alguna recompensa posterior. Como decía un amigo irónicamente: “acaso que no somos tontos”. Acaso, los corruptos en lo público no han salido o vienen de lo privado. Acaso los que hacen contratos con el Estado no son los empresarios privados.

Por otro lado, no olvidemos que los bancos ecuatorianos fueron rescatados con dineros del Estado, como igual sucedió en otros países, por ello, el presidente de Portugal decía, ahora es el momento de que los bancos devuelvan la ayuda que recibieron del pueblo cuando estaban quebrados.

Entonces, lo lógico sería crear un fondo permanente, con las ganancias que excedan de un porcentaje o de una cantidad, pues, se entiende que son recursos absorbidos del circulante o de la liquidez y de los recursos que tiene el Ecuador en su conjunto, y que han terminado en un sector. El cual, por tener mayores ventajas en una sociedad con cancha inclinada, pudo capitalizarlo hacia su bolsillo. Todavía más, cuando la mayoría de los ingresos provienen de los recursos naturales, que según la Constitución es de todos los ecuatorianos, y que deberían distribuirse y redistribuirse entre toda la población, pero que en la práctica son acaparados por unos pocos grupos nacionales y transnacionales. Esto es, por los que tienen las posibilidades de explotarlos, los cuales se llevan la gran tajada y al Estado le dejan baratijas, especialmente los intermediarios, por ejemplo, los que intermedian petróleo con China. Unos pocos se hacen ricos, y los que viven encima del petróleo solo reciben destrozos, infecciones, enfermedades, muerte.

Aprenderán de esta pandemia los “vivísimos” y los “incautos”?. ¡Qué va! Tiene que ponerse la cosa más dura para que reaccionen, quizás, si llegan a estar cerca de la muerte dejen de ser… iba a decir bestias, cuando las bestias de cuatro patas son más sensibles que muchos bípedos sapiens.

El dedito

Ahora, no solo los b(l)ancos les “meten el dedo” a los incautos sino, los Moreno. Anuncian la creación de un nuevo “fondito” administrado por los “panas” de la sociedad ci-vil. Y cuáles serán los viles que con vileza se harán cargo de administrar la caridad para los giles, perdón, para los incautos. Lo que quiere decir, que el gobierno no se siente capaz de administrar el fondito, o quizás lo que quiere es institucionalizar o estatizar la beneficencia.

Claro que, con la experiencia del terremoto de Manabí, que según denuncia la empresaria Lucía Fernández de Genna se robaron los correistas el 90%, los Morenistas no quieren quemarse con esa papa caliente, puesto que en arca abierta hasta el justo peca. Lo que quiere decir que ya no hay Estado, sino una junta de NOtaBLES los que se harán cargo, en la que evidentemente ningún emplumado o cholo o negro la administrará, pues como dicen los blanquitos y los morenazis, un negro corriendo no es deportista sino un negro robando, y si no está robando es un negro alzado o igualado.

Entonces, para qué el Estado. Que administre no más el Ecuador la Junta de Beneficencia de Guayaquil y reparta la gran torta entre los “vivos criollos” y suelte trocitos a los “giles”, para que luego digan que si les llegó unas migajas y agradezcan al cielo por no morirse de hambre sino solo de medio hambre. Está de que sigan el modelo de la Fundación Karla Morales en todo el Ecuador, y llenen de instituciones caritativas todos los rincones del país, para que la limosna o “donación” se consolide institucionalmente o se estatice. Aunque, pensándolo bien, la caridad ya está institucionalizada, los trabajadores tienen que salir a las calles a mendigar, quiero decir, a protestar para que les paguen más o para adquirir más derechos. Y así, todos tienden que tender la mano para pedir algo. Así funciona, este sistema de pedigüeños que han creado.

Entonces, al menos, seamos más sinceros, el Ecuador desde que existe fue un Estado fallido y una republiqueta. El Estado solo ha sido una Junta para que los no-giles se enriquezcan. No hay tal Estado, solo es un mamotreto para distribuirse el poder y las riquezas entre los b(l)anquitos, es decir, para que canalicen los recursos hacia los criollos de siempre, y, solo desde Correa también hacia los Morenos. Y así, para que luego los giles griten cada 5 años “Viva la Democracia” y aguanten todo porque son grandes demócratas que soportan con estoicismo el hambre, y esperan las próximas elecciones para votar por otro sátrapa, convencidos de que en ellos está el poder de la democracia.

Entonces, parece cierta la frase, cada pueblo se merece los gobernantes y dirigentes públicos y privados que tienen. Les meten el dedo y no aprenden, más parece que con el tiempo les va gustado el dedito de derecha y de izquierda.

Lo cierto, guambritos, es que estamos jodidos, pero no desde Moreno o Correa, sino desde que existe el Ecuador que nació endeudado a Inglaterra. Deuda tras deuda es la historia del Ecuador. A dónde han ido a parar los dineros, mal o bien administrados, con o sin corrupción? Pues, a los mismos bancos y potrancos de siempre. Cualquier gobierno puede hacer buenas obras o elefantes blancos, que los dineros de todo el Ecuador en manos del Estado terminan siempre en un pequeño grupo de elefantes blancos, perdón, de familias blancas. Lean, guambritos, para que dejen de ser giles, cuáles son los grupos monopólicos del Ecuador y verán que todos somos burro pies de los dueños del Ecuador, desde los gerentes que les hacen más ricos hasta los guardias y las barrenderas.

Entonces, si bien es insuficiente y hay otras medidas, es correcto que las empresas que ganaron más de 1 millón de dólares en el 2018 contribuyan con el 5% de esa utilidad. Aunque, esperemos que no sea una deducción anticipada sino que sea realmente una redistribución de la riqueza del Ecuador. Quienes hayan ganado más de 1 millón de dólares son los pulpos grandes; los PYMES, cooperativas no contribuirán, por lo que no hay peligro de que cierren las empresas o disminuyan los puestos de trabajo, como ya han salido a defender los testaferros, que no son dueños de ninguna empresa, pero que se encargan de servirles a su medida como buenos vasallos.

Sin embargo, cholitos, eso no resuelve el problema de fondo, es solo paliativo, los grandes rubros se van afuera, con la deuda externa. Por ello, el Villavicencio ha demostrado hasta la saciedad que es necesario de que suspendan la entrega de petróleo y dejen de pagar la deuda a China y Tailandia. “Acaso que los chinos no son tontos” y nos prestan porque son socialistas con los pueblos oprimidos por el imperialismo norteamericano. Solo los Correas Morenos se los pueden creer.  

Es decir, es un problema de balanza de pagos, y el gobierno tiene que actuar como lo estamos haciendo los que tenemos que pagar arriendo, quienes hemos dicho a nuestros arrendatarios no tenemos para pagar, máximo le podría pagar la mitad.  Peor, ahora que se viene una recesión mundial, y todos van a querer algo que no recibir nada. A eso hay que añadir que el Banco Mundial ha pronosticado que los efectos de la crisis global por la COVID-19 sumirán a Latinoamérica en una recesión, con una contracción del PIB de 4,6% en 2020. Por tanto, este es buen momento para renegociar: la mitad o nada. Solo el vil del Richard Martínez se apresuró en pagar, cuando era obvio de que dada la situación no podían exigir el pago, tal como lo han dicho los organismos multilaterales.

Entonces, giles y viles, se dice que las crisis son una oportunidad para dar grandes cambios. Esto quiere decir, dejar de ser gil y vil. La solidaridad no debe ser en apuros pues, en la práctica es sálvense quién pueda que yo me salvo solo. El coronavirus ha venido a enseñarnos que solo lo colectivo funciona, tal como en la naturaleza con los ecosistemas. Los estatistas y privatistas ya dejen de jodernos con sus dogmas. Necesitamos un Ecuador y un mundo basado en la cooperación solidaria, con ello no habrá necesidad de fundaciones, ni caridades, ni limosnas, sino, la auto suficiencia, el auto sostenimiento, la auto sustentabilidad. ¿Entendieron, gilachos?  


1 Comments

  1. Excelente análisis, estoy de acuerdo en que debamos tener un estado autosuficiente y para ello debemos acabar con las “beneficencias” Fundaciones “sin fines de lucro” tenemos recursos naturales y se pagan impuestos , entre otros ingresos al estado, El estado debe tener la capacidad suficiente de responder ante situaciones extremas como las que estamos viviendo en la actualidad … basta de subsidios, basta de destinar fondos a “entidades sin fines de lucro” , pura mentira… eso es una mala distribución de nuestros dineros …

Leave A Comment