Spread the love
Resultado de imagen para indigenas sami

América desprecia a sus propios ancestros

Por Atawallpa Oviedo Freire

La ex asambleísta Lourdes Tibán envió un mensaje por twiter de que en Finlandia los indígenas Sami son protegidos para el desarrollo de su país. Como consecuencia de ello, recibió casi 500 insultos de odio, racismo, misoginia. No para ella exactamente, sino para todo el pueblo indígena del Ecuador y de América. Tibán habla de Finlandia y las respuestas se dirigen a lo sucedido en octubre, lo que refleja un gran nivel de fanatismo.

Los pueblos indígenas de los países nórdicos no necesitan protestar, ni luchar, ni hacer movilizaciones, pues están protegidos y apoyados por sus Estados, los cuales están dirigidos por partidos de centro izquierda. Todo lo contrario, a lo que sucede en casi todo el resto del mundo, viéndose los indígenas obligados a manifestarse en distintas formas y medios. Pero si fueran protegidos no habría necesidad de ello, ya que han resuelto los problemas socio-económicos de pobreza y desigualdad, causa de muchos males. Y lo mismo sucede con el resto de la población no-indígena, por lo que en dichos países son mínimas las movilizaciones, la violencia, los prisioneros, los feminicidios, la cantidad de cárceles, etc. Aunque tienen problemas de otro tipo, como los suicidios.

Evidentemente, la situación de los Samis no es la ideal, pues todavía tienen que enfrentar muchos problemas, así: con empresas privadas madereras, con el proyecto de un tren que quieren construir hasta el Ártico y que atraviesa sus tierras, con ciertas discriminaciones por pobladores que desprecian a lo indígena o ancestral; pero su situación, a como era hasta hace 50 años y por cientos de años, es mucho mejor.

En todos estos mensajes, no hay un interés por la situación en la que vive el pueblo indígena ecuatoriano, sino solo criticar malsanamente por los hechos de octubre del 2019. Una mirada sesgada, oportunista, agresiva, contra quienes viven por 500 años una situación de miseria, menosprecio, y exclusión. Por otro lado, refleja el complejo de aquel mestizo que odia al indio que lleva adentro, lo que es un auto desprecio.

Se puede criticar acciones de lo sucedido en octubre, pero sin generalizar a toda la población indígena y peor como que fuera una cuestión racial y cultural, sino a los actos y actores por sí mismos, como se hace con los mestizos. Típico discurso de la derecha colonial que se mantiene hasta el día de hoy, igual de fuerte. El colonialismo no desapareció luego de la autodenominada independencia de la monarquía europea, sino que se profundizó y hasta aumentó en algunos casos.

Tuve la oportunidad de estar en Suecia y pude constatar el aprecio y valoración a los pueblos indígenas. Llamados así, porque guardan sus tradiciones milenarias más no por una cuestión racial o de fenotipo, puesto que son físicamente iguales que los demás pobladores nórdicos, aunque hay cierta parte de la población sami de origen asiático. El pueblo sami habita en Laponia, una región que se extiende por el norte de Noruega, Suecia, Finlandia y la península de Kola, al noroeste de Rusia. Son aproximadamente unas 90.000 personas.

Las diferencias en los países nórdicos no son por el color de la piel sino por lo cultural, entre quienes son indígenas milenarios y quienes perdieron sus tradiciones indígenas. Habiendo samis blancos y samis mongoles, e incluso mezclas entre ellos, pero eso no determina su condición de pertenecer o no a la cultura sami, también llamada lapona.

No hay racismo sino diferencias culturales entre los samis y los finlandeses o los suecos o los noruegos, quienes dejaron de ser indígenas cuando fueron cristianizados y romanizados en general. No lo lograron con los samis, aunque hubieron muchos intentos por civilizarles, es decir, por domesticarles, amoldarles, adoctrinarles al catolicismo, al capitalismo y la modernidad. Si bien resistieron bastante, pero se perdieron algunas cosas, pero desde hace unos 50 años hay un renacer y un despertar de sus tradiciones. Los pueblos nórdicos hasta hace 50 años eran pobres como Latinoamérica, pero por políticas socialistas con una gran intervención del estado y altos impuestos, salieron de esa situación y hoy están en el primer ranking en casi todo.

Resultado de imagen para indigenas lapon

Muy diferente a América Latina, donde el asunto es además racial, con el falso concepto de «cultura mestiza». Un mestizo genéticamente en los países nórdicos no se diferencia por su fenotipo sino por la cultura a la cual pertenece. Por ejemplo, si se casa una mujer sami de origen asiático con un hombre blanco que es filandés, y el hijo de ellos se cría entre los samis es considerado indígena sami y no mestizo. Por el contrario, en América Latina si un mestizo o blanco se cría en la cultura kichwa o mapuche o aymara, no es considerado indígena de esa etnia en particular, sino mestizo ecuatoriano, chileno, boliviano. Es decir, la diferencia es por el color de su piel y no por el color de su cultura.

Resultado de imagen para lourdes tiban

Lourdes Tibán es de madre indígena kichwa y de padre blanco-mestizo, pero ella se crió con su madre, y se asumió como parte de la cultura indígena kichwa. Sin embargo, por el racismo imperante la descalifican por esa situación, y no porque haya asimilado a su vida privada la cultura católica romana y se codee con la derecha colonial, y que ejemplifica que ha perdido gran parte de su condición cultural indígena. Y eso pasa con muchos dirigentes indígenas, que son cara indígena pero poco pensamiento indígena. Y al revés, hay mestizos y blancos con un pensamiento indígena. Entonces, lo indígena no es un fenotipo o raza, sino una epísteme o una forma de entender y de vivir la vida.

En Estados Unidos es algo parecido a los países nórdicos. Si un indígena norteamericano tiene un hijo con un blanco, y si el hijo se cría en una reserva indígena es considerado indígena, más allá de su fenotipo. Existen casos de blancos de EEUU que por matrimonio o por voluntad propia se integran a un pueblo indígena, asimilan su cultura, y llegan a ser considerados parte del pueblo indígena, a pesar de ser blancos de piel.

Resultado de imagen para los indios-blancos de america

Se cuenta por cronistas españoles, como Pedro Pizarro, de que se encontraron con Incas blancos y rubios, lo cual les llamó mucho la atención. En un museo de Lima hay una momia de una mujer inca de pelo castaño. Y así en toda América hay muchos vestigios y crónicas al respecto, por lo que hay actualmente descendientes de indios blancos que llegaron hace más de 500 años, pero creen que llegaron después de Colón.

El antropólogo argentino Dick Ibarra Grasso tiene un libro titulado «Los hombres barbados en la América precolombina», en el cual demuestra que habían muchos «indios blancos» en toda América, que habían llegado mucho antes que Colón. Y que todos ellos se habían integrado a las culturas indígenas de América, y no fueron rechazados porque sean blancos. El racismo llegó después de Colón a América. Ahora, hay blancos europeos que se integran por matrimonio u otra convicción a las culturas indígenas, pero los mestizos acomplejados se burlan de ellos, y hasta les agreden como lo hacieron con Manuela Picq ex compañera de Yaku Pérez. O cuando Correa le decía a Yaku Pérez que no era indígena sino mestizo por su condición física. Todo ello es racismo.

Resultado de imagen para libro de dick ibarra grasso los hombres barbados

Actualmente, hay el caso de Andrés Tapia responsable de comunicación de la CONFENAIE que es blanco-mestizo y ha sido aceptado como parte de ellos. Estos son pasos importantes, pues la condición de una persona no debería medirse por su color o fenotipo sino por sus concepciones. Lo contrario es racismo puro, algo muy fuerte en América. Personalmente, he recibido rechazos de ciertos indígenas por mi forma blanco-mestiza, al practicar la espiritualidad andina. El movimiento indígena debería abrirse más en este sentido y hablar en forma cultural y no racialmente sobre lo indígena. Deberían cambiar esta situación y abrir las organizaciones a todos quienes hayan demostrado ser parte del mundo indígena. Lo indígena no es un fenotipo sino una condición cultural, por ello los samis que son casi todos blancos son considerados indígenas. Lo mismo, en ciertos pueblos del África y del Asia.

La categoría mestizo es insustancial, no es determinante, mas bien se ha convertido en una categoría racista. En ninguna parte del mundo tiene la importancia como la tiene en América Latina. El racismo le ha dado mucho valor, con el propósito de separar a unos y otros por su condición física, para que los mestizos se desprendan de la cultura indígena y asimilen la cultura occidental o greco-romana. El mestizo siendo físicamente parte de dos culturas, pero por su complejo asimila la cultura colonial romana de tipo español y desprecia la indígena.

Resultado de imagen para espiritualidad del pueblo sami o lapon

Los indígenas sami están recuperando sus espiritualidades ancestrales, y lo mismo sucede en regiones de Escocia, Irlanda, Inglaterra, y en Europa continental, en donde van rescatando sus espiritualidades indígenas, en su caso la céltica. Y se interesan a las espiritualidades de los indígenas de todo el mundo, especialmente de América (chamanes). Se van limpiando poco a poco del colonialismo, de la cristianización que fuera impuesta al mundo, y van buscando formas antiguas como nuevas más allá del capitalismo, el socialismo, y todo la producción civilizadora de los greco-romanos. Y ese es el camino en todo el mundo.

A continuación una fotos de indígenas andinos, cuyos trajes son muy parecidos a los indígenas sami.

Resultado de imagen para indigenas sami de origen asiático
Resultado de imagen para indigenas sami de origen asiático

Video musical en la que intervienen mestizos y blancos homenajeando a la cultura indígena de América.

Mientras tanto en Argentina.."Fuera la vieja cheta que está en Bolivia y se cree rubia…." 😱😱😱#Whipala#Carnaval

Publiée par Pan de Batalla sur Samedi 15 février 2020

Por Alteridad

Un comentario en «Finlandia protege a sus pueblos indígenas»
  1. El camino hacia la descolonización es un proceso que puede durar mucho tiempo, debemos seguir adelante, dure el tiempo que dure, ojalá un día los cultivadores del ignorantismo vayan desapareciendo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *