ALERTA, alerta, se viene el Gran Frente Anti-subversivo

27/01/2020
1.581 Views
Spread the love

¡ALERTA!, EMPEZÓ LA ARREMETIDA “ANTI-SUBVERSIVA”

Por Atawallpa Oviedo Freire

¿Es casualidad que al mismo tiempo se esté hablando de grupos subversivos, de los reyes de España, de la neo derecha, de festejos a la dolarización, de libertarios, y se produzca el ataque a Radio Pichincha y a la sede la Ficsh (Federación Indígena de Centros Shuar) donde se encuentra Radio Arutam, en apenas tres días?

Si es casualidad, están interrelacionados y tienen el mismo concepto o parten de teorías comunes. Lo más peligroso es que son grupos de ultra derecha, son grupos fascistas al estilo de VOX de España, los que abiertamente vienen avisando y señalando de futuras acciones para amedrentar, judicializar, y quizás asesinar a ciertos líderes sociales y personalidades como lo vienen haciendo en otros países; como vamos a ver a continuación.

El Ministro de Defensa Oswaldo Jarrin empezó hablando de “grupos subversivos” y del “libro blanco” en el que se había dictado una “nueva doctrina” a las FFAA y de otra composición en las altas jerarquías. De ahí, también viene el cambio de mando en la policía nacional. Apareció, Jarrin en EL UNIVERSO pidiendo a la Asamblea nuevas leyes para la protección legal de militares y policías frente a la “amenaza subversiva”. Lo que a buen entendedor, es que quieren que queden impunes ante las acciones que van a realizar contra los “terroristas”. Tal como en Chile y en Colombia.

Lenin Moreno en su última intervención televisiva, dijo claramente “vamos a defender a nuestros policías”, bajo el pretexto de que la CIDH y la CONAIE “nos quieren hacer olvidar lo de octubre”. Visiblemente se entiende que ésta fue la orden para empezar con la “ofensiva antisubversiva”, pues al día siguiente empezaron con el retiro de la frecuencia a radio Pichincha y hace pocas horas un “grupo desconocido” afectó las instalaciones de Radio Arutam en la amazoníaa.

¿Por qué a radios? Porque lo primero es neutralizar a los medios de comunicación populares y comunitarios, que son los únicos que difunden la voz de los sectores empobrecidos. Por ello, tampoco es casual que se bajaron al portal de “Periodismo de Investigación” de los periodistas Fernando Villavicencio y Christian Zurita, luego de que ellos filtraran un audio de Santiago Cuesta, “el hombre del poder tras el poder”. Nosotros también sufrimos un primer susto, a los 10 días de salir con esta web el 1 de enero ya nos bajaron, pero logramos recuperarnos luego de pocas horas.

INFORME MILITAR CONTRA RADIO PICHINCHA

La intervención sobre Radio Pichincha se da en base a un informe de un coronel del ejército del Ministerio de Defensa. Es decir, el ministro Jarrin está detrás de todo ello. ¿Por qué los militares? Es bien conocido que al interior del ejército y de la policía existen grupos, especialmente de miembros retirados, que son de ultra derecha, los que incluso son críticos con la derecha por no aplicar “mano dura”. La “legión blanca” está formada por varios militares que aparecieron en la época de Lucio Gutiérrez, muchos de ellos se formaron en la fascista Escuela de las Américas en EEUU, desde donde luego aparecieron algunos dictadores como Pinochet, Videla, etc.

Un personaje tenebroso y abiertamente fascista es el Coronel Mario Pazmiño Silva, ex director de inteligencia del Ejército, quién ya fue acusado judicialmente luego de que apareció un boletín con amenazas contra ciertos líderes y defensores de los DDHH de esa época. Pazmiño, Gallardo, Molina, y otros, se han mantenido alrededor de los partidos de derecha, especialmente el social cristiano, intentando alcanzar un puesto dentro de la función pública, pero sin que lo hayan logrado. A excepción de Fausto Cobo. Desde hace tiempo están buscando infiltrarse en la política para buscar dirigir las instituciones estatales, pero no lo han podido vía electoral. Aunque sí, por otros medios “lobby” y se han introducido en el gobierno de Lenin Moreno a través de Oswaldo Jarrin, desde donde están ejecutando sus políticas “antisubversivas”.

El cambio de mando en la policía tampoco es una casualidad, necesitaban un aliado más fuerte por lo que influenciaron en Moreno para que le sacara al anterior comandante y pusiera a Patricio Carrillo. Así van armando sus cuadros dentro del Estado, quienes junto a Santiago Cuesta y los Ruptura son los que dirigen las políticas de Moreno, pero que le dejan a él el podio para que figure en la TV. Todos ellos están convencidos que los ecuatorianos son “tarados” y que no se dan cuenta de lo que pasa, como dicen otros aliados de ellos los periodistas incendiarios de La Posta.

Patricio Carrillo, Comandante de la Policía, una día antes de la acción contra radio Pichincha ya declaraba en Ecuavisa, otro canal aliado, de que “es necesaria una norma que excluya de procesos a policías que usen proporcionalidad». Ya sabemos que con la proporcionalidad matan a un delincuente y no pasa nada, y lo mismo se aplicará con un líder social, como sucede en Colombia. Por eso, también anotaba: “La reforma también pasa porque nuestros uniformadas no solo ponderen los riesgos de terceros sino de sí mismos. Y en un delito de acción él pueda defenderse en libertad y demostrar que actuó por principios de necesidad”. Insistió en Ecuavisa, de la importancia de que se excluya jurídicamente a los policías de un proceso cuando se compruebe que sus acciones fueron bajo principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad. En otras palabras, cuando nunca se compruebe.

Y al igual que Jarrin, pidió una Ley de Inteligencia que dé capacidades especiales a la Policía, para que puedan anticiparse a ciertos delitos: “Estamos potencializando la inteligencia del Estado con todos los actores de defensa para hacer un gran frente contra esta amenaza”. Por tanto, no sería un azar de que próximamente se produzca un auto atentado para justificar la necesidad de dicha ley en favor de los uniformados que están desprotegidos ante la delincuencia común, es decir, de los «subversivos»: progres, zurdos, feministas, ecologistas, indigenistas, sindicalistas, animalistas, homosexuales, etc.

Están buscando ganar credibilidad y aceptación en la población. Y evidentemente los canales de TV y algunos periódicos les hacen el juego o son “tontos útiles” de ellos. Tienen también a los periodistas de Teleamazonas, en especial a Janeth Hinostroza, que está lista para destrozar a la “masa”, como se refiere ella del pueblo y ante lo alto que están en las encuestas los dirigentes indígenas: Iza y Vargas. Lo de “tarados” de la Posta no es que se le “chispoteó” a Vivanco, sino que buscan asustar con que el correísmo corrupto va a regresar para que “cunda el pánico”, y así se justifiquen las acciones del “gran frente” contra la “amenaza subversiva”.

Si antes, grupos de extrema izquierda nos metieron en una espiral de violencia, ahora son los fundamentalistas de la extrema derecha, de la “legión blanca”, de los “morena-vox”, de “morenazis”, y otros, los que han empezado con lo que ellos llaman una “limpieza”. Todo ello, en el gobierno del “hombre de paz” y de la “ternura”, y con la “mujer más poderosa” del gobierno la “feminista de izquierda” María Paula Romo. Todos los cuales conforman el “gran frente”

Sin embargo, de todo lo anotado cabe volverse a preguntar si caben los medios públicos, pues de las experiencias que se han vivido han sido medios partidistas. El Telégrafo sigue siendo un medio gubernamental y no público. Y lo mismo podemos decir de Pichincha Comunicaciones. Pero, acaso los grandes medios NO son militantes. Quién cree en la imparcialidad, objetividad, independencia, de Ecuavisa, Teleamazonas, El Universo, Expreso, El Comercio, etc. Quiénes son los que los financian a través de pautas. Ahora, gracias a las redes sociales es fácil saber lo que piensan todos estos periodistas “neutros” y “libres”. Si bien la ley correista era una mordaza, las anteriores y la actual es el otro extremo.

En todo caso, lo que importa saber es que todos quieren controlar la comunicación. Cuáles son sus propósitos? A quién sirven?

Y cuáles son las acciones futuras del Gran Frente

CONTINUARÁ…

Leave A Comment