Los curuchupas millennials y otros viejos chochos

21/01/2020
1.084 Views
Spread the love

ARRIBA EL REY! ARRIBA LA REINA! O MEJOR:

¿DEJARLOS QUE SE ACOMODEN COMO PUEDAN?

Por Diego Velasco Andrade

La reciente, post verdadera y espectacular aparición de las “neo derechas Ñóñez” en este noble e hispano país equinoccial, nos ha dejado a casi todos y a todas, con la boca seca y el OjO avizor

Siempre supimos que la vieja derecha curuchupa ya estaba “re-quete-partida” en sus propios repartimientos y que el viejo ataúd conservador, -en modo hacendario serrano come papa con gusano-, había abortado en los 80s al social cretinismo neoliberal wayaku fabricadocon madera de barco bucanero, dando paso a la repartición del pastel nacional en dos mitades opuestas y alguna vez lejanamente complementarias: Ki-tu y Waylla-kilt. Las ancestrales tierras de Kitumbe y Wayanay. Lo alto y lo bajo. Lo frío y lo cálido. Lo seco y lo mojado…

Pero Creo que la irrupción en los últimos veinte años, de nuevos partidos maquillados blanquitos, bendecidos por nuevos credos del watikanu Kukus Dei o por la Summa de voluntades para seguir compartiendo el pastel renovado con cabezas de canguil de hijos de papis costeños y serranos, definió un gélido panorama para la vieja derecha noble y oligárquica de este país, encomendado hace un siglo al piadoso Corazón de Jesús por García Moreno. En efecto, la diáspora derechosa que acaba de exacerbarse con el surgimiento de las que llamaremos “ñoño derechas”, ha puesto otra vez en el patíbulo el sueño anhelado de retomar el poder formal e informal, en la gloriosa histeria de algún anhelado Otro Ecuador.

Y ya han pasado casi dos décadas, de las cuarenta que llevamos de “lelocracia” repetitiva, en las que se han sucedido ensayos de globitos naranja o de círculos rosa “majahuados”; de populismos “bucaramescos” o de agenciosos coroneles con nariz de pinocho; de social narcisos líderes de chaulafanes verde flex o de neoliberalismos cuánticos para toda una vida…

Cabría entonces preguntar ¿qué eclipse sideral se nos aproxima en el horizonte próximo del 2021 a nivel electoral?

¿Puede ser que las “derechas ñoñas”, solo estén haciendo el juego a las “derechas ñañas” más visibles de los inefables Guillaume Lasso y de Jimmy Nebot, en su ruleta rusa para repartir votación y pescar en las arcas revueltas del próximo boom minero? Divide y vencerás sentencia aquel viejo dicho que nunca estuvo mal dicho por las oligarquías y los servicios armados lacayos a ellas, como al imperio y a sus “bobys” transnacionales. 

La vieja estrategia divisionista, para abusar del archiconocido truco del fraude electoral, ahora con apagones cuasi cibernéticos,  podría aportar a posicionar a una veintena de “candidotes” que ofrezcan llevar al Ecuador al mundial de fútbol 2050, jugando en el nuevo “Mall estadio Yundawallpa” o en el Mall-ecón 2021,claro está, sin la presencia visible de indígenas de páramo que crucen el blanco celeste puente “octubrino” de la desunión nacional.

Esa división de derechas, muy bien aprendida en la patria madre del rey y la reina de Hispania, en su reciente impasse de gobernabilidad para boicotear la unidad socio lista y de Unidas Podemos, deberá aportar en estas tierras tropicales, seguramente a dividir la votación por ahora mayoritaria, del campo de lo indígena popular, que en encuestas a filo de urnas del levantamiento 2019, dejó ano-nadados, peri-patéticos y pati-difusos a las nobles elites de este país andino ecuatorial, al solo imaginar que “un indio de m(alchinkí)” pudiese ser el más votado, en su ya anunciada hecatombe electoral para 2021.

Más allá de lo que la “ñoñéz” derechosa posiciona, como nueva convidada de piedra, para rendir saludo a la bandera española, al más puro estilo VOX, restaría saber qué otros cándidos candidatos comenzarán a posicionarse en el próximo ring electoral. Qué otros zorrillos políticos narcisos, lambiscones y ambi-socios al poder, siempre post-puestos al baile fraude electoral permanente, harán su aparición en la corrompida y conocida palestra. Entre ellos, cabría  remarcar a aquel viejo comediantes revolucionario “miroso”: el veterano de “la guerra de los cuatro reales”, burdo Fouché que con el mote de Juan Gustavo Larrea, fue el responsable del ya nefasto maridaje entre su antiguo camarada en apuros: Lelin Minero Garcés y el cuasi incógnito wasón de Illinois Rafael Correa hígado delicado, quien ya desde muy niño fue incubado y luego empollado por el perverso, pedo-fílico poder watikanu: el Kukus Dei.   

CONTINUARÁ

Leave A Comment